Control biológico natural

¿Qué es el control biológico?

El control biológico consiste en la reducción o eliminación de plagas mediante otros organismos vivos, los cuales son enemigos naturales de la plaga en cuestión. Habitualmente se emplea este tipo de control para poblaciones de insectos y ácaros.

Dentro de estos organismos vivos podemos encontrar insectos, bacterias, hongos y nematodos, que pueden englobarse en dos grandes grupos: 

  • ENEMIGOS NATURALES (insectos): Los enemigos naturales son insectos o ácaros presentes en la naturaleza que tienen como presa a los ácaros e insectos plaga que atacan habitualmente la vegetación. Cuando éstos están ausentes de manera natural, puede introducirse o incrementar artificialmente su población mediante liberación de ejemplares criados en insectarios. Este método se conoce como control biológico aumentativo.

Las liberaciones inoculativas son aquéllas en las que pequeños números de un enemigo natural son introducidos de forma temprana en el ciclo de la  planta que se pretende proteger, esperando que se reproduzcan y que su descendencia continúe logrando el control de la plaga por un período extenso de tiempo. 

Los agentes de control (enemigos naturales) provienen de muchos grupos y difieren ampliamente en su biología y ecología. Es fundamental un conocimiento detallado de la taxonomía, biología y ecología del enemigo natural para una correcta práctica de este tipo de control.

Saniterpen emplea enemigos naturales de dos tipos: depredadores y parasitoides.

  • Parasitoides: Los insectos parasitoides tienen la capacidad de buscar su huésped volando e introducir un huevo en el interior del pulgón. Necesitan de forma obligada el huésped y suelen ser más específicos de ciertas especies de pulgón. Los parasitoides son a menudo los enemigos naturales más eficientes de los insectos plaga ya que un solo parasitoide puede inocular sus huevos a gran cantidad de ejemplares de la plaga.
  • Depredadores: Los depredadores son especies que se alimentan de animales vivos para su desarrollo, sustento y reproducción. Los depredadores juveniles usan las presas para su desarrollo mientras que los adultos las usan para mantenimiento y reproducción. Habitualmente en su estado adulto pueden volar, mientras que en su fase larvaria son rastreros.

A diferencia de los parasitoides, los insectos depredadores son más grandes que sus presas y requieren más de una presa para completar el desarrollo y un cierto número de insectos depredadores son nocturnos. Los depredadores son casi universales, afectando a casi todas las plagas en todo tipo de  los habitats. 

Como ejemplos de depredadores naturales de los insectos tenemos a otros insectos, arañas, pájaros y otros vertebrados, en el caso de los ácaros sus depredadores son trips, escarabajos y otros ácaros depredadores; 

En el caso de control biológico se realizan introducciones de insectos y/o ácaros depredadores.

Las introducciones o sueltas se realizan utilizando cajitas de suelta en los focos de la plaga. En caso necesario para bajar la presión de plaga y eliminar la melaza se pueden hacer tratamientos biológicos complementarios junto a Jabón.

  • BIOPLAGUICIDAS (bacterias, hongos y nematodos) : Los bioplaguicidas se asemejan a los plaguicidas químicos convencionales en su presentación, manejo, almacenamiento y métodos de aplicación, así como en su estrategia de uso. La diferencia radica en que el componente principal del bioplaguicida no es un químico si no que se trata de bacterias, nematodos u otros agentes patógenos de ciertas plagas.  

El uso de la bacteria Bacillus thuringiensis  es el mejor ejemplo conocido de un bioplaguicida. siendo en la actualidad una práctica muy extendida debido a su eficacia, bajo impacto ambiental negativo y alta especificidad. Se trata de una bacteria entomopatógena capaz de producir una amplia variedad de proteínas insecticidas letales para distintos órdenes de insectos. Actúa exclusivamente previa ingestión del insecto.

Saniterpen emplea este tipo de bacteria en sus diferentes variedades desde hace más de una década para el control de mosquitos, mosca negra y procesionaria del pino entre otras especies plaga, obteniendo un buen resultado